in

Los pacientes con COVID-19 se pueden clasificar en tres grupos: aquí están los 3 fenotipos


Resultados clínicos por fenotipo. El diagrama de acordes ilustra la prevalencia de resultados clínicos (% observado) para los tres fenotipos clínicos. Abreviaturas: UCI (unidad de cuidados intensivos); Vent (ventilación mecánica); Readmisión (readmisión en hospital o UCI); ECMO (oxigenación por membrana extracorpórea). Crédito: Lusczek et al, 2021, PLOS ONE (CC-BY 4.0)

Los fenotipos I, II y III muestran características distintas y muestran resultados clínicos adversos, normales y favorables, respectivamente.

En un nuevo estudio, los investigadores identifican tres COVID-19 fenotipos, que reflejan poblaciones de pacientes con diferentes comorbilidades, complicaciones y resultados clínicos. Los tres fenotipos se describen en un artículo publicado esta semana en la revista de acceso abierto. MÁS UNO Los primeros autores Elizabeth Lusczek y Nicholas Ingraham de la Facultad de Medicina de la Universidad de Minnesota, EE. UU., Y colegas.

COVID-19 ha infectado a más de 18 millones de personas y ha provocado más de 700.000 muertes en todo el mundo. La presentación en el departamento de emergencias varía ampliamente, lo que sugiere que existen distintos fenotipos clínicos y, lo que es más importante, que estas distintas presentaciones fenotípicas pueden responder de manera diferente al tratamiento.

En el nuevo estudio, los investigadores analizaron registros médicos electrónicos (EHR) de 14 hospitales en el medio oeste de los Estados Unidos y de 60 clínicas de atención primaria en el estado de Minnesota. Los datos estuvieron disponibles para 7.538 pacientes con COVID-19 confirmado por PCR entre el 7 de marzo y el 25 de agosto de 2020; 1.022 de estos pacientes requirieron ingreso hospitalario y fueron incluidos en el estudio. Los datos de cada paciente incluyeron comorbilidades, medicamentos, valores de laboratorio, visitas a la clínica, información de admisión al hospital y datos demográficos del paciente.

La mayoría de los pacientes incluidos en el estudio (613 pacientes, o el 60 por ciento) presentaron lo que los investigadores denominaron “fenotipo II”. 236 pacientes (23,1 por ciento) presentaron “fenotipo I” o el “fenotipo adverso”, que se asoció con los peores resultados clínicos; estos pacientes tenían el nivel más alto de comorbilidades hematológicas, renales y cardíacas (todos p <0,001) y era más probable que no fueran de raza blanca ni de habla inglesa. 173 pacientes (16,9 por ciento) presentaron "fenotipo III" o el "fenotipo favorable", que se asoció con los mejores resultados clínicos; sorprendentemente, a pesar de tener la tasa de complicaciones y la mortalidad más bajas, los pacientes de este grupo tenían la tasa más alta de comorbilidades respiratorias (p = 0,002), así como un 10 por ciento más de riesgo de reingreso hospitalario en comparación con los otros fenotipos. En general, los fenotipos I y II se asociaron con aumentos de 7,30 veces (IC 95% 3,11-17,17, p <0,001) y 2,57 veces (IC 95% 1,10-6,00, p = 0,03) del riesgo de muerte en relación con el fenotipo III.

Los autores concluyen que la atención médica con un fenotipo específico podría mejorar los resultados de COVID-19 y sugieren que se necesitan investigaciones futuras para determinar la utilidad de estos hallazgos en la práctica clínica.

Los autores añaden: “Los pacientes no padecen COVID-19 de manera uniforme. Al identificar grupos afectados de manera similar, no solo mejoramos nuestra comprensión del proceso de la enfermedad, sino que esto nos permite orientar con precisión las futuras intervenciones a los pacientes de mayor riesgo “.

Referencia: “Caracterización de fenotipos clínicos de COVID-19 y comorbilidades asociadas y perfiles de complicaciones” por Elizabeth R. Lusczek, Nicholas E. Ingraham, Basil S. Karam, Jennifer Proper, Lianne Siegel, Erika S. Helgeson, Sahar Lotfi-Emran, Emily J . Zolfaghari, Emma Jones, Michael G. Usher, Jeffrey G. Chipman, R. Adams Dudley, Bradley Benson, Genevieve B. Melton, Anthony Charles, Monica I. Lupei y Christopher J. Tignanelli, 31 de marzo de 2021, Más uno.
DOI: 10.1371 / journal.pone.0248956

Financiamiento: 1. Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de los NIH T32HL07741 (NEI) 2. Esta investigación fue apoyada por la Agencia para la Investigación y la Calidad de la Atención Médica (AHRQ) y el Instituto de Investigación de Resultados Centrados en el Paciente (PCORI), subvención K12HS026379 (CJT) y el Centro Nacional para el Avance de las Ciencias Traslacionales de los Institutos Nacionales de Salud, otorgan UL1TR002494. 3. Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de los NIH T32HL129956 (JP, LS) Los patrocinadores no participaron en el diseño del estudio, la recopilación y el análisis de datos, la decisión de publicar o la preparación del manuscrito.



Bir cevap yazın

E-posta hesabınız yayımlanmayacak. Gerekli alanlar * ile işaretlenmişlerdir

La NASA intentará el primer vuelo controlado del ingenio helicóptero en Marte tan pronto como el lunes

Una navaja suiza de software para datos genómicos